Comparte

Una empresa de distribución mayorista compra productos a distintos proveedores o productores para luego venderlos a sus clientes ¿Fácil, ¿no? Algo que parece tan sencillo entrama una serie de procesos y procedimientos complejos y que requieren de profundos estudios y análisis. Llegar a los márgenes de beneficios óptimos para conseguir la rentabilidad establecida es cada vez más complejo debido a al entorno, muy cambiante y complejo. Para sobrevivir, este sector ha de afrontar grandes cambios y retos que tocan a la puerta de sus negocios en su día a día.

1. Alta inflación.

Teniendo en cuenta que una mínima bajada de los precios supone un incremento sustancial de las ventas es evidente que la actual inflación se convierte en un problema fundamental de gestión. Si a esto le sumamos el amplio abanico de proveedores y de clientes (cada uno con sus circunstancias y con unas expectativas que pretendemos cumplir) con los que se trabajan, los distintos canales de distribución e incluso las diferentes ubicaciones…. Establecer un precio de venta óptimo para generar los márgenes de beneficios determinados por la estrategia de la empresa para sobrevivir se convierte en una tarea compleja.

Así, se vuelve fundamental la optimización de los procesos, reduciendo costes en todos y cada uno de ellos; el estudio de cada una de las operaciones que se realizan para mejorarlas y el aprovechamiento de los recursos disponibles.

2. Alta competencia en el sector

Las grandes empresas de distribución mayorista han entrado en el sector como un elefante en una cacharrería. Ofrecen a los clientes una total transparencia en los precios y una rapidez en la logística cuanto menos sorprendente y difícil de conseguir en empresas más pequeñas. Si a esto le sumamos las bajas barreras de entrada de nuevos competidores, el panorama en el que se trabaja es hostil. La competencia resulta abrumadora. ¿Cómo salir airoso de este panorama complicado? La clave es la diferenciación ¿Y como se consigue? Fundamentalmente ofreciendo a los clientes aquello que no pueden encontrar en las grandes empresas. Serían, la calidad del producto y del servicio, la agilizad en los procesos de entrega o la mayor conectividad clientes y proveedores, entre otras.

No existe una fórmula de éxito, pero sí es clave un estudio de aquellos procesos más usuales que podemos mejorar. Saber qué es lo que más importante para nuestros clientes y hacer hincapié en esos aspectos para fidelizarlos.  Otro factor importante es la buena gestión del almacén: Disponer de los productos que se demandan sin generar excedente, para que no decaigan los márgenes; Hacer una previsión de las ventas y una optimización de las rutas de distribución también ayudará a mejorar la satisfacción de los clientes reduciendo los costes.

3. Control de procesos.

Para una pequeña empresa de distribución con pocos recursos la mejora de los procesos que realiza es fundamental ¿Y dónde está el problema? En que son muchos y complicados. Entre los imprescindibles se encuentran: la gestión del almacén, los pedidos entre los distintos canales de compra y de venta, la optimización de las rutas o la política de precios. Para mejorarlos debe iniciarse un proceso de medición de resultados estableciendo unos KPIs. La base de la mejora de procesos está en la medición de resultados para saber cuáles son los procesos que funcionan y cuales deben mejorar. La estrategia global de la empresa tiene que ser clara y apoyarse en objetivos medibles y realistas.

¿Cómo se pueden afrontar estos retos?

La implantación de un software para empresas de distribución especializado optimiza los procesos operativos de la empresa consiguiendo una mayor rentabilidad de los recursos. La transformación digital permite tener información de todos los departamentos de la empresa mejorando la toma de decisiones y teniendo un control absoluto de todos los procesos. Si quieres saber más a cerca de los ERP para empresas de distribución puedes consultar nuestra web o ver los beneficios para tu empresa en este enlace.

Desde Computer-3 ofrecemos un servicio de asesoramiento personalizado sin compromiso. Puedes contarnos cómo funciona tu empresa de distribución mayorista y nosotros te decimos cómo optimizarla. Te esperamos.

Recuerda que es una muy buena época para digitalizar los procesos de tu Pyme puesto que se están convocando numerosas subvenciones y ayudas de las que te puedes beneficiar. Puedes consultar más información a cerca del Kit Digital o acceder al listado de subvenciones de la Xunta y ver cuáles se adaptan a tu negocio.

Comparte
Abrir chat
1
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?